),default}




Bienvenido a este lugar llamado "Anime Vocaloid Desu"Encontrará Vocaloids,Animes y todo relacionado!!Besos! Créditos a Larita

3 de agosto de 2014

Fan Fic: "El amor no se busca, se encuentra"




Hola a todos los bonitos fans! >u</
Aquí Kaori san se desvelo la noche del sábado, aprovechando que el lunes empiezo las clases ;w; 
me desvele, pero creo que algo quedo xDD 
Esta vez, les traigo un Fan Fic romantico (Porque soy una solterona que no tiene pareja, y no sé hacer otra cosa que esto ;u;) 
Ok, en fin. Les traigo este Fan Fic llamado "El amor no se busca, se encuentra"
Ya sé, títuo más cursi imposible ¬¬ pero no tenia otra cosa.
Bien, sin más preambulo, les dejo este fan fic a mi amada gente <3



Fan Fic: “El amor no se busca, se encuentra”

Ya había perdido la cuenta de cuenta de todas las veces que me enamoré, y me confesé.
Pero ya parece una cadena: Lo conozco, me enamoro, junto valor, me confieso, él pone alguna excusa (a veces, llega al punto de ser ridícula), y me rechaza. No sé qué quieren los chicos de una chica, pero lo que es evidente es que yo no lo tengo ese “algo”.
Le pregunte a mi abuela (la única que sabe de esto), si a los 16 años es normal que me pase esto, y lo que me dijo fue “Trata de no pensar tanto, y sigue buscando al indicado”, y haci lo hice…pero ya me había cansado de buscar. No lo iba a dejar, pero sí que cansa buscar a esa persona especial.
Estaba confesando por… ¿17° vez, tal vez?
Esta vez, lo conocí por ser el gemelo del novio de una amiga mía. Al verlo, me sentí muy atraída hacia él. Ese cabello rubio…lo hacía muy especial. Solo me enamoré de un rubio, y fue mi vecino (el 5° fue él) pero él, tenía algo especial en su tono de rubio…me atraía, pero no podía saber que era. Jugaba básquet, y era un gran deportista. Su personalidad era media juguetona. Siempre me hacía reír las pocas veces que estaba con él. Pensé que tal vez era él el indicado…así que me propuse hacerle saber mis sentimientos hacia él.
Lo cite después de su práctica de dicho deporte. Estaba medio sudado, pero no me importo. Le dije que vaya donde están los bebederos, que no hay mucha gente ahí. Me arme de valor, como tantas veces. No estaba nerviosa, pero a la vez sí. Me había confesado muchísimas veces, pero sentí que esta era especial.
-Emh…perdóname Nigochi, pero me tengo que ir para mi casa.
Todavía me llamaba por mi apellido…me entristecí, pero no me importo mucho.
-E-eh…podrías esperar un poco ¿no? – Le dije nerviosa
-Es que…tengo que irme rápido…quedé con alguien y…
-Escúchame…tal vez no me tomes por alguien muy importante en tu vida – tire de una – pero… quiero que sepas que…que…que yo te quiero…no en el término que tú piensas…en el término…romántico…no creo que llegue a amarte, digo, solo te conozco hace 2 meses, ¿no lo crees? – le dije, entre una risita media nerviosa.
Era la peor confesión de todas. La único que recuerdo que fue la mejor, fue cuando tenía 12 años…estaba segura de mí misma y todo…pero no resulto, porque él se tuvo que ir de viaje por 9 años a Suiza.
No me contesto.  Solo se me quedo viéndome…pero pronto reacciono.
-D-discúlpame Nigochi, pero…creo que lo tuyo es amor no correspondido. Es imposible que podamos ser una pareja porque…porque no me atraes. Digo, que tú no me gustas. No es que seas fea o algo…pero no creo que…-se calló un momento para mirar mi rostro. No empezé a llorar…pero estaba muy triste…otra vez e rechazaron. Y aunque haya ido directo al grano (cosa que todavía ningún chico hico después de que me le haya confesado) me dolió…tal vez menos que las otras veces, solo porque fue sincero…pero me dolió…
-Eh…Nigochi, no te pongas triste. Escuche que muchas veces  te rechazaron, pero no te tienes que poner mal. Hay muchos chicos mejor que yo, solo tienes que buscar a tu indicado. Ahora me tengo que ir. ¿Recuerdas a la chica que vino hace poco al colegio? Me le voy a confesar. Me encanta su cabello azul….y tal vez tengo suerte – dijo, mirando para otra parte, sacudiendo su cabellera amarilla.
Fue el chico que mejor me había tratado después de confesarme.
-Entonces… ¿Qué esperas? Ve, y conquístala con tu cabello tan lindo y tu sonrisa – le dije, empujándolo hacia donde estaba ella.
-¡E-eh! Nigochi ¿t-te parece bien?
No. Por supuesto que no.
-¡Claro que sí! Sin resentimientos. Ah, y antes de que te vayas…
-Hey…quedemos como amigos ¿ok? – me dijo, tendiendo su mano haci, como para hacer una promesa.
-No…perdóname, pero no me gustaría que quedáramos como amigos. Cuando me veas, recordaras que te sigo queriendo….A sí que, para que yo no pueda molestarte, y para olvidarte, quedemos como completos extraños, y esto nunca paso, ¿no lo crees?
Me miro con una mueca, pero aceptó.
-Está bien…espero que no te haya lastimado. ¡Nos vemos! – Dijo gritando, corriendo hacia la salida, para alcanzar a la chica.
-¡Adiós! ¡Y que puedas ser muy feliz con ella! – Dije muy sonriente y feliz…aunque cuando me quise dar cuenta, estaba llorando…
Lagrimas… ¿en serio? Si sabía que iba a pasar esto. Aunque o sabía muy bien, y que no me lastimo tanto, estaba llorando. No podía creer que lloraba por algo tan estúpido.
Me senté cerca de los bebederos, y me eché a llorar. Lloraba con más fuerzas, y toda mi cara con lágrimas se notaba a  perfección, aunque estuviese lloviendo. Mis lágrimas, y las gotas de lluvias se confundían. Todo el mundo ya se había ido cuando empezó la lluvia. Fue horrible, pero al menos no había nadie ahí.
-Tonta…Tonta…Tonta, Tonta, Tonta, Tonta…
Empezé a insultarme a mí misma. Sé que para el camino hacia el amor perfecto era muy duro y difícil de llevar…pero no buscaba el amor perfecto…solo un amor para poder vivir feliz…con imperfecciones y todo, si no, el amor perfecto sería muy aburrido. Ya, a este punto que llegue yo, podía aceptar cualquier amor…
Pensé que todo estaba perdido…hasta que un paraguas azul con pintitas blancas me refugio de la lluvia por un rato. Cuando levante la vista lo vi…al chico más hermoso que vi en mi vida. No habló físicamente, hablo del corazón. Un corazón hermoso, con sentimientos verdaderos. Lo vi por su cara. Con un lunar debajo del ojo derecho. Con un cabello marrón oscuro, al igual que sus ojos. De altura mediana, y despeinado. Aunque uno no puede decir que tiene un buen corazón solo por su físico, al verlo, me di cuenta de que de verdad tenia buen corazón. Por alguna razón, tal vez.
Me ofreció pararme, pero con un gesto lo negué.
A sí que, se puso de cuclillas ante mí.
-Vaya, vaya. ¿A quién tenemos aquí? Una pequeña niña de ojos casi negros, bajita, y con cabello marrón claro. Es muy bonita, eso nadie lo puede negar. Pero, su belleza es menor si llora. Dígame señorita tan linda, ¿Qué le pasó?
Me hico reír un poco. Me avergoncé mucho, porque me vio llorar, pero prefiero mil veces que él me haya visto llorar, y no otra persona.
-Es que…Me rechazaron…como de costumbre…
-¡¿Ehhh!? ¡¿Solo por eso!? ¡Una señorita tan linda no puede llora una esa estupidez! Los chicos son muy idiotas, no dejes que eso te afecte.
Me miró a los ojos, y sonrió. Yo traté de sonreír igual, pero vio que no sonreía del todo.
-Está bien. Si esta linda señorita no quiere sonreír, entonces, este chico tendrá que hacerla sonreír – y en un movimiento, tiro el paraguas al suelo, y me empezó hacer cosquillas. No podía dejar de reír. Me di cuenta de que él era muy cuidadoso, porque mientras me hacia cosquillas, no tocaba otras “partes”. Me hiso sentir muy bien.
Cuando paró, los dos estábamos todos mojados. Yo no podía para de reír, y el sonrió.
-Muy bien. Mi trabajo termino. Pude hacer sonreír a la linda señorita. ¿Entonces…como es tu nombre?
Me miró fijamente, pero sonriendo. Los dos estábamos sentados y mojados. Ya ni importaba el paraguas.
-Mi nombre es Nozomi Nigochi.
-¡Ah! Nozomi Nigochi…doble N…que lindo nombre – dijo sonriendo. Si hubiera un premio por la sonrisa más hermosa de todo el mundo, la suya ganaría el primer puesto. - ¿Te puedo decir, Nozomi-Chan?
Asentí sonriendo.
-Entonces, Nozomi-Chan. Espero que nos podamos llevar muy bien. Me agradaste mucho. Mi nombre es Kazuo Tomore, pero me puedes decir Kazu-Kun.  
Le sonreí, y asentí.
-Bien, Nozomi-Chan. Nos veremos mañana en la escuela. Hasta mañana –Me dijo, y mientras se paraba, me dio un beso en la mejilla. No fue corto, habrá durado 8 segundos, pero para mí hubiese sido medio segundo nada más. Cuando se apartó, me sonrió, y pudo ver toda mi cara roja. Le sonreí igual, y él echo a correr con su paraguas.

Tal vez, Kazuo-Kun sea el indicado para mí. Y él, es muy diferente a todos los demás. ¿Por qué? Porque esta vez, yo no lo busque a él…el me encontró a mi…


Ok, ya sé que quedo muy cursi, pero es lo que tengo xDD
Se me ocurrio hacer esto, mientras escribia Fubyodo 7, pero deje todo para hacer esto, y al menos darles algo -u-~
Bien, creo que esto es todo. Nos veremos en la próxima entrada mis amores!
Bye!


6 comentarios:

  1. El fanfic es muy lindo ,algunos diran cursi pero no a mi me encanto :) no se pero me encantaria crear a los personajes eso haré!
    Besos Kaori~san!


    Atte:Larita

    ResponderEliminar
  2. A mi me gustó... No fue tan cursi, pero fue triste TT.TT
    Con final bonito.
    Sigue así ^.^
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. asdfghjklp Muchas gracias, querido monobirit -u-/

      By: Kaori San

      Eliminar
  3. Genial! Me ha encantado jaja Saludos!

    ResponderEliminar